Arica Revive es una agrupación ciudadana que adquiere la calidad de fundación el año 2014. Sin embargo su historia comienza el 2007 a partir de un pequeño grupo de estudiantes universitarios y vecinos del centro histórico de Arica convocados bajo el alero de la Junta Vecinal Nº 30 “7 de Junio”. En ese entonces, el objetivo que nos unía era hacer frente a las problemáticas enfrentaba el barrio en torno a la constante demolición de inmuebles patrimoniales y la compleja administración de espacios públicos de valor histórico. Desde aquel momento a la fecha, este grupo encabezó diversas actividades a favor de la defensa del centro histórico de Arica, entre ellas la campaña por la obtención de un museo comunitario, la campaña gráfica por la no demolición de casonas emblemáticas, el desarrollo de “tertulias patrimoniales” donde ariqueños emblemáticos se reunían para socializar y coordinar acciones para la protección del patrimonio cultural. Una de nuestras acciones más relevantes fue la campaña por la no demolición del Histórico Mercado Central de Arica los años 2011 y 2012, la cual se ejecutó con el fin de apoyar a los locatarios en el proceso de negociación con la gestión municipal de aquel entonces.
 
 
El año 2012 con el apoyo de nuevos adherentes, este grupo de autodenomina “Memoria Regionales”, una organización sin personalidad jurídica que comenzó a trabajar formalmente en la ejecución de investigaciones y productos audiovisuales que buscaban rescatar y difundir a las nuevas generaciones aquellos episodios que son considerados “patrimoniales” por la comunidad. De esta etapa, nuestro producto más representativo y satisfactorio es el “Documental del Cincuentenario de la Población Juan Noé Crevanni”, el cual fue desarrollado en conjunto a la junta vecinal de esta población emblemática que nace en Arica como resultado de los preparativos del Mundial de Futbol del año 1962.
 
El año 2013, nuestra organización toma un nuevo rumbo tras la creación de los “Circuitos Patrimoniales Nocturnos por el Cementerio Municipal de Arica” o mejor conocido como NECRÓPOLIS ARICA. Este circuito tiene por objetivo difundir la historia local y generar reflexión en las nuevas generaciones mediante una novedosa y llamativa estrategia. En este sentido, nuestra propuesta es de corte educativo, y hasta la fecha es desarrollada mensualmente recibiendo por noche a 500 visitas de todas las edades. A partir de ese momento, adquirimos personalidad jurídica con el nombre de “Agrupación Cultural Arica Revive”. La buena recepción ciudadana de nuestros circuitos forjaron a que ese mismo año, recibiéramos el reconocimiento al mejor Gestor Cultural Patrimonial Regional 2013, en el marco de los premios regionales de cultura por parte del Consejo Regional de la Cultura y las Artes. (foto) Posteriormente, tras el incremento de nuestras responsabilidades, los nuevos desafíos y la demanda local frente a nuestras actividades, el año 2014 nuestra organización adquiere legalmente el título de FUNDACIÓN ARICA REVIVE.
Hoy, con una membresía de 35 socios y más de 2500 seguidores activos en las redes sociales (nuestro principal medio de comunicación), somos una organización que busca ser una plataforma que permita a otras agrupaciones locales, materializar sus iniciativas y demandas en torno a las prácticas vinculadas a la investigación, difusión, recuperación y valorización del patrimonio cultural. En este sentido, nuestra organización se caracteriza por abordar temas patrimoniales desde la concepción ciudadana. Por ello, además de los socios que la componen, tenemos como respaldo a un grupo conformado por ariqueños de mucha experiencia y representatividad frente a la sociedad civil que orientan nuestras acciones. Entre ellos destacamos la participación del Arquitecto Eduardo Hoyos Ríos, el miembro directorio de la Asociación de Ferroviarios jubilados del Ferrocarril de Arica la Paz, Luis Aguirre Guerra, el Historiador Luis Fernández Canque, y el “Defensor del Pueblo” José Porcile, entre otros. Nuestro financiamiento proviene de dos fuentes; una de ellas tiene relación con los fondos concursables que están disponibles para toda organización sin fines de lucro; y en segundo lugar y el principal, la autogestión, que en nuestro caso se refleja en la adhesión voluntaria a nuestros eventos masivos y nuestra participación en el Portal de Chile Proveedores.
El año 2015, como Fundación Arica Revive asumimos el desafío más importante para nosotros y para los hijos ilustres de nuestra ciudad; el proyecto de restauración y habilitación de la histórica Casa Copaja. Producto de nuestra estrecha relación con los vecinos del centro histórico, asumimos la responsabilidad de encabezar el proyecto de restauración de una casona que data de principios de principios de siglo XIX. Para nosotros, este desafío representa la esencia de la fundación, nuestro anhelo por revitalizar lugares, historias y memorias que nos identifican y unen como ariqueños. La Casa Copaja es el proyecto piloto que busca demostrar a través de la ciencia y la tecnología que otro Arica es posible.